Crea una marca y no mueras en el intento

El término marca usualmente es asociado con elementos visuales que distinguen un negocio de otro. Sin embargo, crear una marca potente hace la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu negocio.

Crear una marca es una inversión necesaria que abarca una gran cantidad de acciones: desde construir logo, eslogan, a concretar valores y un lenguaje de comunicación. Es la manera en la que te presentas en redes sociales, en la que contestas el teléfono y cómo tus colaboradores hablan a tus clientes. Cada acción que realices tú o tu empresa es considerada branding.

Es necesario entender que el branding está compuesto de muchos elementos visuales y sensoriales que se encargan de crear relaciones solidas con tus clientes y comunicar a estos no solo quién eres, si no porqué deben preferir tu producto o servicio.

Hay que dejar claro que hay marcas mal elaboradas como bien elaboradas pero considerando su importancia para tu incremento de ventas y flujo de clientes constantes, tienes que asegurarte que tu marca esté bien construida.

Aun cuando no seas un experto, hay ciertos puntos claves que te servirán de guía para saber qué hace a una marca ser exitosa:

Tu marca debe tener propósito

El proceso de creación de marca empieza con tener un objetivo claro y específico que va más allá de generar ventas. Debes tener clara cual es tu meta a corto, mediano y largo plazo, de forma que tu marca sea el camino para alcanzar cada uno de esos propósitos.

Por ejemplo, el propósito de la marca Dove es que sus usuarios construyan una autoestima elevada y descubran la belleza en ello.  Los videos que la compañía ha realizado que van de la mano de este propósito, han alcanzado en sus primeras dos semanas 35 millones de vistas en Youtube, ganando un alcance de exposición valorado en 150 millones de dólares.

Personalidad y valores

Esta es la esencia de tu marca. Por un lado la personalidad de tu marca dictaminará qué adjetivos usan los consumidores para describirla mientras que tus valores te ayudan a conectar y a transmitir tu idea de manera coherente.

Crea una marca y no mueras en el intento


Atractiva y afín a tu producto o servicio

Tu marca debe llamar la atención, es decir, todos sus componentes deben ser atractivos. Al mismo tiempo, cada uno de estos elementos tienen que poder relacionarse con tu producto o servicio de alguna manera.

De esa forma te aseguras de ser identificable, pero ten precaución: ser reconocible es importante más no lo es todo. Recuerda que tu marca es una experiencia completa y puede ser asociada a otras cosas. Puedes tener un logo increíble, pero si el trato hacia tus clientes no es el acertado, tu marca no tendrá éxito.

Un mensaje alto y claro

Tu marca debe comunicar eficientemente qué te hace especial como negocio y porque tus productos o servicios deben ser la primera opción a escoger siempre. La voz con la que habla tu marca debe expresarse de forma única y en un lenguaje que tu grupo objetivo entienda.

Tu marca debe resaltar en un mercado abarrotado de opciones, donde los consumidores están siendo invadidos con mensajes de marketing y ventas a diario, por lo que tú debes conectar con tu comprador ideal sin ser intrusivo.

Como marca, tu lenguaje debe estar hecho para conectar con las personas adecuadas, aquellas que consumirán lo que ofreces.

Busca la ayuda de expertos

Subestimar la creación de una marca es un error que a largo plazo puede ser costoso, pero si estás leyendo esto, aún estas a tiempo: busca la asesoría de expertos que desarrollen tu marca y estén enfocados en lograr que tu negocio sea exitoso.

Tener una marca no debe ser visto como algo lejano e inalcanzable, sin embargo tampoco es un proceso que debas subestimar. Es un proceso estratégico, que hecho correctamente, te generará un retorno de inversión durante la vida de tu negocio.

Sigue los consejos arriba mencionados y ponlos en práctica para optimizar cómo tu marca es percibida.

8 conceptos de marca que todo empresario debe conocer

Descargar ebook
Untitled-5 PYB-libroproporcion